Los avances que ha experimentando el sector de la memoria NAND Flash nos ha permitido disfrutar de SSDs cada vez más baratos, sin tener que renunciar por ello a un buen rendimiento, una capacidad de almacenamiento elevada y una fiabilidad tan alta que en la mayoría de los casos acabaremos actualizando equipo antes de tener que preocuparnos por su fin de vida útil.

Antes de entrar en materia quiero explicaros a qué nos referimos cuando hablamos de memoria NAND Flash de tipo PLC. Estas siglas se refieren en inglés a «Penta Level Cell», es decir, «cinco bits por celda». Con esta expresión nos referimos a que dicho tipo de memoria es capaz de almacenar hasta cinco bits por celda, un avance importante frente al resto de memorias.

La memoria SLC es capaz de almacenar un bit por celda. Es la más fiable y longeva, pero también la más cara. Por su parte la memoria MLC almacena dos bits por celda y también es muy fiable y tiene una larga vida útil, pero es cara. Actualmente el tipo de memoria más utilizada es la TLC, que almacena tres bits por celda y ofrece un buen valor en relación precio-fiabilidad, aunque la memoria QLC (cuatro bits por celda) ya ha empezado a llegar al mercado y promete reducir costes sin grandes sacrificios en términos de fiabilidad.

Con la memoria PLC en Toshiba quieren dar el siguiente paso en la democratización de los SSDs, un movimiento que podría llevar el concepto de SSD barato a otro nivel y hacer, por fin, que la paridad entre dicho tipo de unidades de almacenamiento y los HDDs sea una realidad (en relación coste por GB).

La unión de una memoria NAND Flash capaz de almacenar más bits por celda y un incremento de las capas por chip se traducirá en SSDs más baratos y de mayor capacidad, pero como habréis podido imaginar tiene una contrapartida, y es que la memoria PLC necesita almacenar 32 niveles de voltaje diferentes. Los controladores integrados en la unidad deben estar preparados para leer apropiadamente todos esos niveles, lo que añade una capa de complejidad muy marcada que Toshiba dice haber logrado resolver.

Habrá que ver si realmente han sido capaces de encontrar ese punto óptimo que tanto importa cuando hablamos de SSDs baratos: rendimiento, capacidad, fiabilidad y resistencia a ciclos de escritura. De ello dependerá, sin duda, su viabilidad a nivel comercial y su éxito. Como hemos anticipado las unidades QLC representan el último avance del sector, han abaratado costes, y sin que se haya producido una pérdida importante a nivel de rendimiento y de fiabilidad, así que tenemos razones para ser optimistas con la memoria PLC.

Toshiba ha explicado durante el evento de presentación que espera que el nuevo protocolo NVMe y la tecnología ZNS («espacio de nombres zonales») contribuyan a resolver algunos de los problemas más importantes del salto a la memoria PLC, entre los que destacan el rendimiento, la resistencia y el consumo de recursos.

Tomado de:  Isidro Ros, (26 agosto, 2019). SSDs más baratos gracias a la memoria NAND Flash PLC. DE: https://www.muycomputer.com/2019/08/26/ssds-mas-baratos-memoria-nand-flash-plc/

Para obtener más información sobre drones, soluciones de TI y tecnología en Panamá, escríbanos a redes@multitask.com.pa