La Inteligencia Artificial (IA), es sin duda una de las grandes promesas de la tecnología. Las redes neuronales son el ejemplo de lo que ya se está pudiendo hacer, dejando atrás los esquemas que por años definieron esta ciencia.

Los nuevos paradigmas de aprendizaje profundo y reforzado, por mencionar un par, están produciendo aplicaciones fantásticas, con resultados muy alentadores para llegar eventualmente a una Inteligencia Artificial más cotidiana.

En busca de una solución ética

Amazon, Tesla y ahora Microsoft, se han unido para desarrollar modelos de IA a través de la plataforma de Microsoft, Azure, que se adherirá a «principios compartidos de ética y confianza», indicaron las compañías en un comunicado conjunto.

OpenAI y Microsoft expresaron una visión de un inteligencia artificial general (AGI por sus siglas en inglés), que trabaje para que las personas puedan resolver los grandes problemas que aquejan a la humanidad, como el cambio climático.

Sam Altman, CEO de OpenAI, indicó que la meta de este esfuerzo es permitir que la inteligencia artificial se pueda «implementar sin riesgos y de manera segura y que esto dé beneficios económicos que se distribuyan ampliamente».

Solución para todos

Microsoft será el socio preferido para comercializar la nueva tecnología de la supercomputación de la inteligencia artificial, desarrollada como parte de la iniciativa.

En un comunicado conjunto, se indicó que OpenAI está produciendo «una secuencia de tecnologías incrementalmente poderosas, que requieren de mucho capital para el poder computacional», y que el acuerdo con Microsoft esto podría ayudar a comercializar estos productos.

Años de trabajo

Hay que señalar que OpenAI se lanzó en el 2015, con financiamiento de los emprendedores de la tecnología: Elon Musk, el fundador de LinkedIn, reid Hoffman y Peter Thiel, un co-fundador de PayPal, en donde Musk ha estado activo en la tecnología y que además, es un aliado del Presidente Trump.

Musk ya ha advertido sobre los riesgos que la inteligencia artificial puede tener si la humanidad no maneja este recurso adecuadamente, haciendo que pudiese nacer un potencial «Terminator» si hablamos de robots inteligentes.

Y aunque todo esto suena a demasiada ciencia ficción, es claro que la misma ciencia en ocasiones debe prevenirse de usos no éticos de lo que hacen. Y con la tecnología pasa igual.

Los investigadores de OpenAI anunciaron este año, por ejemplo, que han desarrollado un generador automático de textos usando inteligencia artificial que es tan poderosa, que por el momento se han guardado los detalles de lo que han hecho exactamente.

Microsoft por su parte, es también miembro de «Asociados a la IA», que se enfoca en ayudar al público a entender la tecnología y las prácticas en el campo, junto con Amazon, Google, Facebook e IBM.

Tomado de: Manuel López Michelone, (2-Ago-2019). Microsoft se une al proyecto de Inteligencia Artificial ética DE: https://www.unocero.com/software/open-ai-microsoft/

Para obtener más información sobre drones, soluciones de TI y tecnología en Panamá, escríbanos a redes@multitask.com.pa