La impresión 3D, también llamada manufactura por adición, es un conjunto de procesos que producen objetos a través de la adición de material en capas (filamento) que corresponden a las sucesivas secciones transversales de un modelo 3D.

El material que utilizamos para este fin es conocido como filamento PLA o ácido poliláctico, un termoplástico fabricado a base de recursos renovables como el almidón de maíz, raíces de tapioca o caña de azúcar. Imprimimos en un sólo color a escoger entre: azul, rojo, blanco, negro, gris y naranja. Si posteriormente usted desea pintar su impresión a su gusto, las pinturas acrílicas son una buena opción.

Repasemos todo el proceso:

En primer lugar, usted realizará un diseño 3D en un software especializado, o contratará los servicios de un diseñador 3D, también puede descargar un archivo STL de las bibliotecas online como Thingiverse, My MiniFactory y Cults 3D. Se debe seleccionar un objeto 3D que tenga formato STL y lo envía a nuestro correo electrónico. El fin de todo ésto es que usted logre un archivo STL, que es lo que necesitamos para cotizarle la impresión 3D y nos lo envía al correo. Para saber qué es un STL presione AQUI.

Luego que recibimos el archivo STL, nos toca “rebanar” (slice) con ayuda de un software especializado las diferentes partes del modelo en capas, evaluar los soportes y relleno que el modelo necesita para impresión, así como determinar temperatura, velocidad de impresión y optimizar el efecto de impresión.  Esto se logra mediante software de corte como Cura y Simplify3D.   Si el modelo es más grande que la cama de impresión, nos toca dividirlo en partes, que serán adheridas posteriormente.

Si el cliente no ha proporcionado un objeto 3D en el formato adecuado (STL), el software de procesamiento NO PUEDE analizar una foto 2D ni un plano para poder cotizar.

Muchas personas piensan erróneamente que proporcionar una foto o un plano produce mágicamente un modelo 3D o que permite cotizarlo, ésto es FALSO y de momento sólo sucede en películas. Sólo se puede cotizar enviando un modelo diseñado y levantado en 3D, nosotros lo recibimos en formato STL u OBJ. Si desea un objeto personalizado, debe contratar los servicios profesionales de un diseñador 3D en el mercado.

El proceso del “slicer” genera otro archivo, el G-Code, que la impresora 3D puede interpretar e imprimir.  El G-code es un lenguaje de programación mediante el cual usted puede indicarle a las impresoras 3D qué hacer y cómo hacerlo. Esos “qué” y “cómo” están definidos mayormente por instrucciones sobre a dónde moverse, cuán rápido moverse y qué trayectoria seguir.  Una vez leído el G-Code por la impresora 3D, inicia el proceso de impresión.

Ya ve, el proceso parece sencillo, pero no es como en las películas, hace falta la intervención de un diseñador y luego puede usted solicitar nuestros servicios de impresión, utilizados por maquetistas, coleccionistas, miniaturistas, modeladores, diseñadores y muchos otros entusiastas del diseño que ya conocen ésta metodología.

Atención: No estamos recibiendo fotos, vídeos ni dibujos, pues con éstos es imposible cotizar, por eso es que explicamos aquí lo que requerimos y qué es un STL. De no tenerlo, recomendarmos buscar ayuda profesional de un diseñador 3D que podrá asistirle en la creación de un modelo a su medida, ya que no ofrecemos servicio de diseño de objetos 3D. Nuestro servicio es exclusivamente impresión 3D.

Estamos localizados en ciudad de Panamá y entregamos a domicilio con tiempos de entrega y costos muy competitivos. Los tiempos de impresión pueden variar según tamaño, densidad, soportes requeridos y cantidad de objetos.

ventas@multitask.com.pa

Tel. 836-7132

Previous articleEl Mejor Software para Facturación Electrónica | 2022
Next articleSoftware Certificado para Facturación Electrónica | Panamá