Nuestra primera toma de contacto con las memorias Optane de Intel nos dejó muy buen sabor de boca. Las pruebas que llevamos a cabo en nuestro laboratorio hace ya casi dos años con las primeras unidades que cayeron en nuestras manos nos demostraron que sus puntos fuertes son su reducida latencia y una velocidad de lectura aleatoria que supera con bastante claridad el rendimiento de muchas unidades SSD con chips NAND.

Durante las operaciones de escritura secuencial las memorias Optanetambién arrojan tiempos muy buenos, pero los mejores resultados los alcanzan durante la escritura aleatoria. Como veis, pintan realmente bien, pero tienen dos puntos débiles que no podemos pasar por alto: un coste por gigabyte sensiblemente más alto que el de las unidades SSD, y también una capacidad de almacenamiento inferior. Pero Intel acaba de dar a conocer un nuevo tipo de memoria, las Optane H10 con almacenamiento SSD, que, sobre el papel, pretende resolver las debilidades que estas memorias tenían hasta ahora. Veamos qué es lo que nos propone.

Así son las nuevas memorias Optane H10 con SSD de Intel

La innovación clave que introdujeron las memorias Optane cuando llegaron al mercado fue la tecnología 3D Xpoint, un desarrollo de Intel que aspiraba a consolidarse como una alternativa sólida a los chips NAND utilizados por las unidades SSD. Como os he adelantado en los párrafos anteriores, en algunos apartados importantes esta tecnología de Intel aventaja con claridad a las unidades SSD, incluso a las de gama alta, pero su reducida capacidad (están disponibles módulos con 16 y 32 Gbytes) provoca que deban trabajar en tándem, bien con un disco duro mecánico, bien con una unidad SSD de más capacidad.

Precisamente, esta es la desventaja que Intel pretende eliminar con el lanzamiento de los nuevos módulos Optane H10 con SSD. ¿Cómo lo ha hecho? Sencillamente, combinando sus memorias Optane, las que conocíamos hasta ahora, y sus unidades SSD con tecnología QLC 3D NAND en un único módulo que mantiene el factor de forma M.2. En la imagen que tenéis a continuación podéis ver el aspecto que tiene la placa de circuito impreso de uno de los nuevos módulos Optane H10.

En la mitad izquierda del módulo residen el chip de almacenamiento Optane con tecnología 3D Xpoint propiamente dicho y el controlador de acceso a la memoria, y en la mitad derecha de la placa de circuito impreso están alojados los chips QLC 3D NAND, que son los que usa Intel en sus unidades SSD, y también el controlador que permite acceder a ellos. Como podéis ver en la siguiente imagen, es curioso comprobar la claridad con la que están delimitados ambos componentes en la placa de circuito impreso del módulo.

La siguiente imagen refleja con claridad lo que seguro que todos los usuarios nos estamos preguntando. ¿De qué capacidades habla Intel cuando nos propone estos nuevos módulos Optane H10? Por el momento estarán disponibles tres soluciones distintas: un módulo con 16 GB Optane y 256 GB SSD, otro con 32 GB Optane y 512 GB SSD, y una última opción con 32 GB Optane y 1 TB SSD. Es evidente que la apuesta de Intel consiste en integrar en esta opción de almacenamiento todo lo que necesitamos los usuarios, por lo que no será necesario apostar por una unidad SSD adicional, a menos que el TB del módulo Optane H10 más ambicioso no sea suficiente.

Por otro lado, la interfaz utilizada por estos módulos, que, como hemos visto, tendrán formato M.2, será PCIe 3.0x4 con NVMe, por lo que en este terreno no hay ninguna sorpresa. Eso sí, al menos esta primera hornada de módulos Optane H10 necesita convivir con microprocesadores Intel Core U de octava generación para ordenadores portátiles y chipsets de la serie 300 de Intel.

Intel Optane H10 con SSD: disponibilidad

Como acabamos de ver, estos nuevos módulos de almacenamiento pintan realmente bien. De ellos podemos esperar un rendimiento atractivo porque nos lo están ofreciendo las soluciones Optane actuales, y la adición a los módulos de la unidad SSD es interesante porque amplía mucho su capacidad de almacenamiento. Sin embargo, quedan varias preguntas en el aire que solo podremos responder cuando tengamos la oportunidad de analizarlos en nuestras propias instalaciones.

¿Cómo rendirán en un escenario de uso real al someter a un estrés importante tanto el almacenamiento Optane como la unidad SSD? ¿Aventajará con claridad a una unidad SSD dedicada de alta gama? ¿Qué impacto tendrán los nuevos módulos Optane H10 en el precio de los ordenadores portátiles que apostarán por ellos? Probablemente saldremos de dudas pronto porque Intel ha confirmado que los primeros ordenadores portátiles que incorporarán esta tecnología de almacenamiento llegarán durante el segundo trimestre de este año, así que, en principio, están al caer.

Tomado de: JUAN CARLOS LÓPEZ, (11 Abril 2019). Intel ya tiene listas sus nuevas unidades Optane H10 con SSD, y prometen catapultar el rendimiento en los portátiles. DE: https://www.xataka.com/componentes/intel-tiene-listas-sus-nuevas-unidades-optane-h10-ssd-prometen-catapultar-rendimiento-portatiles

Para mas información sobre drones, soluciones IT y tecnología en Panamá, escríbanos a redes@multitask.com.pa