La próxima guerra será en el mar, o eso estará pensando en el ejército de Estados Unidos. Y es que según Defence One, están probando una nueva arma que podría dar una ventaja letal al permitir disparar bajo el agua.

Al parecer, detrás de este desarrollo se encuentra DSG Technologies, quienes están teniendo un tipo de bala con punta de tungsteno que crea una burbuja de gas para permitir que la bala se mueva rápidamente a través del agua. Para lo que entendamos, las balas ordinarias no tienen este efecto, lo que significa que se mueven mucho más lentamente a través del agua.

Esto lo explicamos hace un tiempo con el ejemplo realidad vs películas. La velocidad de una bala se ralentiza rápidamente hasta detenerse por completo cuando viaja a través de materiales más densos como el agua. Según explica DSG Technologies:

Dependiendo del arma y la variante de carga utilizada, esta munición es adecuada para su uso en armas parciales o totalmente sumergidas, específico de si el objetivo está en el agua o en la superficie.

 

Desde Business Insider, contamos con las balas que fueron probadas por la Oficina de Apoyo Técnico contra el Terrorismo (CTTSO) de la Oficina del Secretario de Defensa, y que DSG Technologies es la compañía que proporciona las municiones para las pruebas.

DSG por su parte le dijo a Defense News que la munición está siendo alguna vez varias pruebas con el ejército de Estados Unidos, incluidas pruebas en las que balas se disparan desde el agua hasta la superficie, aunque recalcan que no tienen exclusividad y que en estos momentos están vendiendo las balas “a gobiernos de todo el mundo”.

Las balas calibre CAV-X .50 pueden viajar 60 metros bajo el agua y atravesar 2 centímetros de acero disparado desde 17 metros de distancia, lo que indicaría qué podríamos tener para penetrar submarinos.