Lo que vemos: el momento en que un dron encuentra al alpinista Rick Allen, al que se daba por muerto, cerca de una de las cimas del Himalaya. Si el uso de drones para ayudar en misiones de rescate ya es algo normal, bajo estas condiciones tan extremas de altitud es todo un avance.
La historia tuvo lugar hace unos días. El alpinista escocés Rick Allen intentaba subir a la cima del Pico Broad en el Himalaya cuando cayó de un acantilado de hielo. Más tarde, cuando el hombre no regresaba al campamento base, “varias personas evaluaron la situación y llegaron a la conclusión de que no iba a volver debido al temporal”, dijeron a la CBS. Sin embargo, los hermanos Bartek y Andrzej Bargiel, quienes planeaban batir un récord para escalar la cercana montaña K2 y esquiar, estaban en el campamento base y tenían un DJI Mavic Pro con ellos para filmar el viaje.
Finalmente, el equipo de rescate fue desplegado y guiado por el dron hasta Allen, quien pudo regresar con unos pocos cortes y síntomas de congelación.