Arduboy es una consola portátil de pequeñas dimensiones que utiliza software Open Source y tiene detrás una comunidad de desarrolladores que ha sido capaz de dotarla de más de 100 juegos. Estos factores la convierten en un producto que puede ser ideal para aquellos que quieran revivir las sensaciones de tener una vieja Game Boy (ya los juegos tienen un estilo muy similar), pero ocupando mucho menos espacio.

Si Arduboy es ya de por sí bastante pequeña, la futura Arduboy Mini pretende ir más allá. Si bien como demostración técnica resulta interesante y tiene un aspecto bastante mono, también pinta ser bastante difícil de utilizar debido a que los botones son demasiado pequeños y están demasiado juntos, además de que la pantalla puede hacer difícil la distinción de los elementos o la lectura.

Entrando en los detalles técnicos, utilizará una pantalla OLED 0,96 pulgadas y soportará una tarjeta de memoria flash externa para cargar los juegos, ahorrando así el proceso de tener que flashear la memoria interna de la consola portátil. La pega es que, al menos de momento, carece de altavoz (aunque sea para reproducir sonido en Mono), y si bien las consolas de la época de las 8 y 16 bits no eran capaces de reproducir sonido a gran calidad, dicha limitación obligaba a los compositores a tirar de ingenio y dar lo mejor de sí mismos, llegando a ofrecer temas realmente memorables.

En la parte inferior izquierda del Arduboy Mini se puede ver un agujero que apunta a ser para llevarla a modo de llavero. Lo malo es que las llaves, al ser de metal, son demasiado agresivas para esta diminuta consola, por lo que sería necesario añadirle algún tipo de carcasa que la proteja.

Obviamente no estamos ante un producto orientado a las masas. Kevin Bates, creador de Arduboy, ha comentado que su última creación ha estado orientada sobre todo al “estudio del diseño de factores de forma más pequeños”, y que lo aprendido con el Arduboy Mini lo puede aplicar a pantallas LCD de pequeñas dimensiones que espera vender por tan solo 5 dólares.

Mucho han cambiado las cosas desde el lanzamiento de la Game Boy original en 1989. La primera consola portátil de Nintendo era una pesada “petaca” que medía 148 mm de alto, 90 mm de ancho y 32 mm de fondo, además de pesar la friolera de 394 gramos. Para funcionar necesitaba de cuatro pilas AA y su pantalla solo era capaz de proyectar cuatro colores. En su día fue un hito, pero en la actualidad sus características están a años luz del smartphone más modesto que se pueden encontrar en el mercado.

O dejamos un vídeo en el que se puede ver el Arduboy Mini en acción y comparado con el modelo original.

Tomado de: Eduardo Medina, ( Arduboy Mini es una consola portátil del tamaño de un llavero. DE: https://www.muycomputer.com/2019/07/07/arduboy-mini-consola-portatil-llavero/

Para obtener más información sobre drones, soluciones de TI y tecnología en Panamá, escríbanos a redes@multitask.com.pa